Con una buena preparación es mucho más fácil colocar un vinilo decorativo en un papel pintado. Con un poco de paciencia y tiempo, puede dar un toque diferente a casi todos los papeles pintados.

Sólo necesita:

  • un nivel de aire
  • un lápiz o cinta adhesiva
  • una espátula (normalmente viene con el vinilo)
  • para papel pintado muy estructurado también un secador de pelo y un paño limpio que no deje pelusa

Con grandes motivos lo mejor es ponerlos con dos personas porque así los puede posicionar más exacto.

La base correcta

En general, el vinilo decorativo para pared pega mejor en papel pintado liso. Pero papel pintado de fibra gruesa y papel pintado estructurado son aptos como base también si no tienen capa resistente al agua y repelente de la suciedad. Si quiere poner un vinilo decorativo en un papel pintado que está pintado depende de la pintura porque el adhesivo del vinilo decorativo pega mal en pintura latex y acrilica.

Preparar la base

Para que el vinilo decorativo pegue por mucho tiempo, la base tiene que ser limpia y seca. Es recomendable limpiar la zona donde quiere poner el vinilo del polvo con un paño o una aspiradora. Papel pintado recien empapelado o pintado debe secar por lo menos por tres semanas antes de poner un vinilo.

Marcar la posición

Antes de pegar el vinilo debe marcar exactamente la posición en la que quiere poner el vinilo. Posiciona el vinilo en la pared, comprueba horizontalidad con el nivel de aire y marca las esquinas con un lápiz o cinta adhesiva. Para que el vinilo quede recto, es importante orientarse en el motivo y no en las bordes de la lámina.

Preparar el vinilo

Tiende el vinilo con el motivo abajo en una superficie sólida y pasa fuertamente con la espátula sobre los elementos del vinilo. Así, el motivo se despegue del la lámina siliconada blanca y adhiere a la lámina transparente de transportador. Ahora puede quitar la lámina siliconada fácilmente.

Pegar el vinilo

Coge el transportador en las bordes orientandote en la marcas. Con grandes motivos es recomendable trabajar con dos personas. Apretar la lámina lentamente desde arriba hasta abajo contra la pared alisandola para que no se formen burbujas o arrugas. Usa la espátula otra vez: Para fijar el motivo en la pared pasa con la espátula por encima del motivo sobre todo en partes donde hay elementos pequeños o en las bordes. Al final, quitar el transportador cuidadosamente. Ya puede admirar el nuevo decoración de pared.

Consejo profesional para papel pintado estructurado

En caso de que un vinilo decorativo no pegue bien en un papel pintado muy estructurado, la solución es un secador de pelo. La lámina adhesiva se adapta a la estructura del base cuando lo calientas brevemente con un secador con calor mínimo y luego apretarlo al pared con un paño limpio.